Categoría La Nueva España

Gijón. Martillo de Capua





Una casa para la hija de Sir Benjamin

Alejandro Alvargonzález, alcalde de la villa en 1888, construyó para su esposa, la inglesa Annie Treacher Hodgkinson, el inmueble principal del «martillo de Capua»

El mismo año de 1888 en el que se construyó la plaza de toros de El Bibio como un acicate para la atracción de veraneantes a un Gijón que quería convertirse, al estilo de San Sebastián o Santander, en una elegante estación balnearia estival, el entonces alcalde de la villa, Alejandro Alvargonzález Alvargonzález (estaría en el cargo entre 1886 y 1890), hizo construir frente a la playa de San Lorenzo, el principal atractivo veraniego local, una gran casa para su residencia familiar, inmueble que 123 años después aún se asoma al arenal al comienzo de las calles de Capua y de Ezcurdia,...

Leer más

Gijón. Raros, Disidentes y Eterodoxos

Lenin, de procesión en Cimavilla

El pintor gijonés Evaristo Valle conoció a Lenin, el líder de la Revolución rusa, en el París de 1908. Allí, cuenta la historia, jugaron una partida de ajedrez. De ese conocimiento surgió un guiño de Valle a Lenin en su cuadro «La procesión», donde Vladimir Ilich Ulianov compartía protagonismo con vecinos clásicos de Cimavilla, un cura y pobres de solemnidad en una procesión en honor de la Virgen de los Remedios. Valle pintó ese cuadro en 1917, el mismo año de la Revolución rusa.

Canijo

Segundo Fano Suárez era un orfebre profesor de la Escuela de Artes y Oficios que, a mediados del siglo XX, tenía un pequeño taller en el barrio del Carmen...

Leer más

Gijón. Barrio de Cimavilla.








El barrio de Cimavilla fué declarado Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico el 20 de febrero de 1975 (BOE 21 de marzo de 1975). En el año 1977, el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Asturias, editó un libro llamado Andar y ver Cimadevilla (Texto José A. Lopez-Urrutia. Fotografía Emilio Cueto). Las fotografías pertenecen al libro.

RED
—Arría, chacho.
y desciende la red hasta el panel.
—Va boya.
Preludia el va boya la saliente cuerda
donde el corcho se ha de atar.
Quedas plegada en el fondo,
arrebujada como un monstruoso gato, red
Del puerto zarpas hacia el dudoso mar .
Reposan las manos en la espera inquieta
avizorando el instante huidizo y breve
en que el horizonte decapite el sol
para alertadamente
nerviosa deslizarte vertical...
Leer más

Gijón 1959. Los Semáforos.








Cuentan en las enciclopedias que fue un ingeniero británico, un tal J. P. Knight, especialista en señales de ferrocarril, el inventor del semáforo. Y que el primero se colocó a finales de 1868, en plena época victoriana, en Westminster, el barrio gubernamental de Londres. Aunque también relatan que el 4 de agosto de 1914 (recién iniciada la Gran Guerra), se instaló el primer semáforo «moderno» en la ciudad estadounidense de Cleveland.

Los gijoneses tuvieron que esperar unos cuantos años más para ver en las calles de su ciudad el primer sistema de regulación vial con semáforos. Fue el lunes, 27 de julio de 1959 , cuando empezó a funcionar, a las diez de la mañana...

Leer más

Gijón. Quinientos días de infierno

Quinientos días de infierno
La exposición y el libro «Gijón bajo las bombas» muestran el sufrimiento de la ciudad en sus quince meses de Guerra Civil, cuando fue el objetivo con más ataques aéreos en el frente Norte.

J. L. ARGÜELLES
El 22 de julio de 1936, menos de una semana después de que Franco se hubiera alzado contra el Gobierno legítimo de la República, una escuadrilla de aviones rebeldes se desplegó sobre el cielo despejado de Gijón con el ruido de su amenaza. Había despegado sólo unos minutos antes desde su base en León, ya en manos de los militares levantados. Hizo el trabajo con rapidez, sin oposición; una incursión que dejó, junto a los escombros y las cenizas, cuatro muertos (tres de ellos, socios del Ateneo Obrero de La Calzada) y una mujer gravemente herida...

Leer más

Gijón. Los Refugios Antiaéreos.






A prueba de bombas
El geógrafo Antonio Huerta localiza y cataloga 154 sótanos, portales y refugios antiaéreos, de los que sólo se conservan Cimavilla y Tabacalera, que ampararon a los gijoneses en 1936 y 1937

R. VALLE

Una pequeña puerta en el arranque de la calle de Claudio Alvargonzález da paso a un almacén donde, desde hace años, guarda su lancha un vecino de Cimavilla. Antes lo hacía el equipo de salvamento de Cruz Roja. Pero antes, mucho antes, esa puerta era uno de los caminos a la salvación que tenían los gijoneses que huían de los bombardeos que sufrió la ciudad entre 1936 y 1937. Un refugio de 500 metros cuadrados con capacidad para unas 1.200 personas y al que se podía acceder también desde los actuales entornos de la Colegiata de San Juan y la plaza de Arturo Arias...

Leer más

Gijón en la Maleta Mexicana.


La «maleta mexicana», con fotos de Gijón«La maleta mexicana» es el título de la exposición que se muestra estos días en el Internacional Center of Photography (ICP) de Nueva York. Y no tiene nada de alegórico. Lo que se enseña es, por fin, el contenido de una maleta que durante décadas (desde 1939 hasta hace muy pocos años) se creyó extraviada en algún punto entre París y México. Un paquete que, a su vez, contenía varias cajas de cartón con negativos y más de 4.000 imágenes que tres «grandes» del fotoperiodismo tomaron en distintos escenarios de la guerra civil española. Uno de ellos, Asturias.Ninguno de los autores a los que perteneció la maleta está aún vivo para revisar el material al que, con gusto, se han dedicado los expertos del Centro Internacional de F...

Leer más