Gijón. Cine Robledo.


 

Este proyecto, construido en la calle Corrida esquina con la calle de Asturias, recibió su nombre del segundo apellido del promotor Emilio Fernández Robledo. En 1943 pasará a manos del empresario Asdrúbal de la Huerga, que regentaba otras salas de proyección.

En 1916, Manuel del Busto, arquitecto de la mayor parte de los grandes cines gijoneses, construye el cine Robledo. El proyecto buscaba dignificar este tipo de salas, por lo que se edificó un inmueble que se aproximase, en lo arquitectónico, a los teatros. Otra de las características del proyecto original fue la monumentalidad, ya que la intención del arquitecto era crear un espacio con capacidad para 1.000 espectadores.

Los altos precios de los materiales conllevaron que las dimensiones del edificio, finalmente, fuesen más reducidas. En 1920 se le concedió la licencia para albergar en el edificio un casino, el Royalty, por lo que se reformó el techo de la sala y se realizaron algunos cambios, aunque enseguida volvió a ser utilizado como teatro y sala de cine. El cine Robledo , se inauguró el día 2 de mayo de 1917 y dió su última función el 17 de junio de 1991. Desapareció en el año 1992. Se mantuvo la fachada y se reconvirtió en viviendas, instalándose en sus bajos un restaurante de comida rápida.

Texto extraido del archivo de la Voz de Asturias: Dinosaurios del celuloide. Salas de cine pioneras en Gijón. LUIS MELGAR (02/05/2004)

de 14 comentarios a Gijón. Cine Robledo.

  • Juan Barro  Dice:

    Ese era un cine de los caros. Recuerdo la entrada a 40 pesetas, mientras que los de segunda categoría costaban tres o cuatro duros ( Fac, Goya, Pumarín, etc. Allí entre por primera vez (creo que en 1978) a una película de mayores de 18 años, (sin cumplir los 17, pero uno estaba crecido). Se trataba de “Asignatura pendiente”, en la que Fiorella Faltoyano enseñaba las domingas.Buff, fui para casa como una moto. Que recuerdos.

  • rubo  Dice:

    Es un edificio que después de su “rehabilitación” pasa muy desapercibido, pero su fachada es muy elegante, a pesar de las reformas. Es una lástima la transformación de este cine, como la del “María Cristina”, cuyo estupendo interior hemos perdido para siempre. Ahora mucha gente pasa por delante de ellos y no recuerdan que fueron cines.
    Salu2.

  • Mou  Dice:

    Hola Barro, muy bueno el comentario, no me extraña que te dejaran pasar siempre fuiste uno de los más altos de la clase. Lo del precio era normal ya que era un cine de películas de estreno. Yo tenía enchufe, había un portero que trabajaba con mi padre en Correos y de vez en cuando entrabamos por la cara. Un saludo

  • thunderluis  Dice:

    Aunque sea un detalle sin importancia , recuerdo los w.c . del anfiteatro, podías estar vaciando la vejiga tranquilamente mientras veías pasar la gente por la calle Corrida.

  • Mou  Dice:

    Hola Rubo,tienes toda la razón, mucha gente pasea por su ciudad y no sabe o no quiere saber que los edificios esconden una historia de otras épocas, que como el caso del Robledo tampoco está tan lejos, sólo han pasado 20 años de su desaparición como sala de cine y el edificio aunque con cambios sigue practicamente igual en lo que respecta a su fachada.

  • Mou  Dice:

    Hola Thunderluis,gracias por el comentario, ya no me acordaba del detalle de los servicios.

  • Mou  Dice:

    Actualmente hay muchas y muy buenas publicaciones sobre Gijón en todos los campos, pero a proposito de pasear y ver hay un librin de pequeño formato y muy económico editado por la Fundación Alvargonzalez y escrito por Hector Blanco que se titula, Gijón te mira (2001),en donde quedan recogidas en 126 fotografías, otras tantas representaciones escultóricas de rostros, la mayoría humanos, que decoran 74 edificios del casco urbano de Gijón, y que van desde la Alta Edad Media hasta las vanguardias del siglo XX, pasando por el Renacimiento y el Barroco. Lo recomiendo, ya que debido a su reducido formato se puede llevar en el bolsillo y darse una vuelta por Gijón dejandose guiar por el mapa.

  • Anonymous  Dice:

    El Robledo…Qué recuerdos ¡ Allí instalaron el sistema Todd-Ao en los años 60, y me hinché a ver películas del Oeste y épicas, Nunca olvidaré “La leyenda de la ciudad sin nombre” y “El puente sobre el río Kwai”, que con sus pantallas gigantes eran experiencias fabulosas para un adolescente de los primeros 70. Algunas de las películas de mi vida las vi allí, en un marco confortable y elegante, aunque por supuesto no reniego ni una gota de los más modestos Ideal o Goya…

  • h  Dice:

    teneis mucha razon pero no os acordais del cine los campos que parecia un circo romano en gallineru todo de madera y seguido que tenies que en trar corriendo pa cojer buen sitiu y sobre todo el dia familiar por una una peseta que tiempos
    eso es mi gijon del alma y recordar al gaiteru de la ACERONA¡¡¡¡

  • Born in 67  Dice:

    Recuerdo haber visto en el Robledo muy buenas películas. Mencionando detalles a mitad de la sesión había un descanso para que la gente se fuera al baño, a estirar la piernas o lo que fuera y pasaba un chaval que iba a mi colegio vendiendo coses (avellanes, pipes, tabaco, regaliz) con la cestilla colgada al cuello, vistiendo chaquetilla blanca con cuello Mao.
    Grandioso y merecedor de otro artículo es el antiguo Arango

  • ismael  Dice:

    en el año 1970 se estrena en gijon en el cine Maria Cristina la pelicula Tengo que abandonarte alguien recuerda que dia y mes de ese año fue gracias

    • Mou  Dice:

      Hola Ismael, la película se estrenó el 27 de Agosto de 1970 en el Teatro María Cristina.

      • ismael  Dice:

        Gracias Mou por la informacion. Tambien te consulto si sabes la fecha de estreno de Adios cordera en Gijon

        • Mou  Dice:

          Hola Ismael, la película Adiós cordera se estrenó en el Jovellanos el 2 de Febrero de 1968.
          Saludos.

Deja tu comentario

Puedes usar los siguientes atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>