Categoría Cimavilla

Gijón. Les Pescaderes.

LA VENDEDORA DE PESCADO 

 ¡Muchachas! ¡Xardes de ahora mismo! ¡Gomprái sardines!

Este pregón, lanzado á voz en cuello
por un acento gutural de mujer, repercute á
cada instante en las calles de la gijonense
villa: son las vendedoras de pescado fresco.
Pero lo verdaderamente extraño del grito
es su desentono, lo rasgado del ritmo, si
así puede llamarse al cántico chillón de la mercancía. No es un alarido, es un tremendo gallo.

Asomémonos al balcón. Ahora pasa una
vendedora. Va descalza, y en su semblante
curtido por el aire del mar se refleja una
bravura indomable.

Guando abre la boca y
contrae los músculos del rostro para lanzar
su grito adquieren sus facciones un distendimiento
que acentúa su dureza: es un pregón
escapado á una cariátide.

Según costumb...
Leer más