Gijón. Les Pescaderes.

LA VENDEDORA DE PESCADO 

 ¡Muchachas! ¡Xardes de ahora mismo! ¡Gomprái sardines!

Este pregón, lanzado á voz en cuello
por un acento gutural de mujer, repercute á
cada instante en las calles de la gijonense
villa: son las vendedoras de pescado fresco.
Pero lo verdaderamente extraño del grito
es su desentono, lo rasgado del ritmo, si
así puede llamarse al cántico chillón de la mercancía. No es un alarido, es un tremendo gallo.

Asomémonos al balcón. Ahora pasa una
vendedora. Va descalza, y en su semblante
curtido por el aire del mar se refleja una
bravura indomable.

Guando abre la boca y
contrae los músculos del rostro para lanzar
su grito adquieren sus facciones un distendimiento
que acentúa su dureza: es un pregón
escapado á una cariátide.

Según costumbre del país, lleva envuelta la cabeza en el anudado pañuelo,
y sobre el cráneo carga la banasta chorreante y atiborrada de sardinas
de plata, acabaditas de salir de la red, coleando aún.

 
Es el único pescado que he visto vender
aquí por las calles. Las demás familias, ó se
mandan al interior ó las acaparan los fondistas.
En cambio, de sardinas hay á diario
una verdadera invasión, un tropel que no
se agota.

 
Todas las noches traen al muelle
las barcas millares de ellas, y á la mañanita
siguiente, y á veces en la misma tarde,
cuando arriban los botes antes de oscurecer,
se pregonan por las mujeres, que las espe -
ran en. el mismo atracadero.

 
De tal suerte,
resultan como en pocas partes jugosas, fresquísimas,
sin perder su aroma de mar, y
rivalizando por lo fino de su carne con la
del salmón.

 Un manjar selecto, en suma, que en nuestras distantes capitales de tierra
adentro, constituye si acaso un plato estimable.



Vaya aquí mi pequeñu homenaxe a un oficiu ya desapaeciu en Xixón y a les muyeres que lu desempeñaben ¨Les Pescaderes¨.
Quiero dedicar esta entrada a Monchu Parada Suárez
y a toa la xente del barriu altu. CIMAVILLA. 

 

El texto pertenece a el libro: Un viaje a Asturias pasando por León. Autor: Alfonso Pérez Nieva Año de publicación 1895. Lo podeis consultar en  la BNE.

 

 

Estos dos cuadros, reflejo de la vida cotidiana de la xente de Cimavilla, son obra de Jenaro Pérez.

de 3 comentarios a Gijón. Les Pescaderes.

  • Luis  Dice:

    Muy bueno Mou, pero que muy bueno. Un abrazo

  • César  Dice:

    Gracias por la dedicatoria, como nieto de alguna de ellas, que subía los paxos en la cabeza por la cuesta de les ballenes hasta los almacenes (hoy bares de copas) como esa de la foto que me recuerda a mi güela.
    Saludos.

  • xunel ceñera  Dice:

    como siempre preciosu y emotivu , me haz recordar que aún siendo un trabayu duru, les pescaderes de xixon vendien en la ciudad que yera relativamente grande. pero les pescaderes de llastres, en concretu la Telva, güela de mio muyer, yenien que recorrer col paxu ,to los dies, a vender pexes por to la asturies rural de aquellos años, como ,infiestu, borines,colunga etc, una vida dura ,Mucho llucharon los antepasaos de esta asturies nuestra

Deja tu comentario

Puedes usar los siguientes atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>